Es el momento de estimular la memoria estelar de la Geometría y la forma sagrada de la conciencia a través de la vibración del amor.

http://www.reskarendaya.com/articulos/ron06.htm

Por Ron Holt,

Avance

Cuando Drunvalo y Dan Winter me involucraron en la geometría sagrada, pasé a través de una puerta que guardaba una vasta y nueva perspectiva de la realidad, que me hizo crecer internamente. Al continuar estudiando, me encontré con que tenía muchas nuevas herramientas con las cuáles trabajar. Pero me sentí “atrapado” (en el buen sentido) dentro de un rompecabezas geométrico de realidad, que intuitivamente sentí que era sólo una porción de lo que somos o de lo que somos capaces de convertirnos.

Continué explorando con júbilo y mi interés llegó a su cima alrededor de la espiral. La espiral, en conjunción con lo que había aprendido sobre geometría sagrada, me ayudó a tomar las herramientas geométricas y aplicarlas en mi, con el fin de descubrir cómo comenzar a sentirme íntimamente en contacto con todo el tejido holográfico y geométrico que sostiene la creación. Paso a paso, desde la espiral y la geometría sagrada, mis cerebros izquierdo y derecho comenzaron a ver que cada uno de nosotros es un espejo de la creación misma. La geometría me ayudó a abrazar y a expandir mi visión y comprensión para que pudiera ver aún más allá de la geometría sagrada con absoluta humildad. Quedé de rodillas cuando comencé a ver qué tan vastos realmente somos, todos nosotros, cuando incorporamos tres principios específicos que nos llevan aún más allá de la geometría sagrada, hacia el tejido de la creación misma. Estos tres principios serán explorados en este artículo.

Estoy escribiendo este artículo con la intención de ayudar a inspirar a más personas a abrazar la geometría sagrada como una forma de movernos más allá de ella. Espero que puedan continuar explorándola hasta que encuentren su propio sendero único, que los conduzca hacia la comprensión de la geometría sagrada en un nivel más profundo, que les permita entonces comprender y reclamar más de su grandioso ser. ¿Cuál es el efecto de este estudio? Da como resultado una mayor humildad, porque llama al individuo a dar un paso más allá de nuestra historia y definiciones aceptadas de la realidad, y también a abrazar una mayor comprensión de quiénes somos realmente.

Siempre existirá mucho más con respecto a nuestro ser, de lo que podamos imaginar. La creación (y todo lo que existe en ella) puede ser modelada por la geometría sagrada. La geometría sagrada parece ser el plano que sostiene los diversos aspectos de la creación. La geometría sagrada y la naturaleza holográfica de la realidad, son modelos que nos permiten profundizar en la posibilidad de que nosotros somos el universo, pero también somos algo más. Nuestro verdadero ser desafía toda descripción o fronteras. Somos seres ilimitados hechos del principio puro mismo.

Los temas que se cubren en este artículo incluyen:

-¿Qué es la Matriz Holográfica?
– Fluidez Cuántica y la Deformación y Envoltura del Tejido Holográfico
– La Memoria Magnética Tridimensional y el Tejido Holográfico Humano
– Desenvolviendo el Tejido Holográfico Entorpeciendo la Memoria Magnética Tridimensional
– Los Principios Trinos de la Realidad (Más allá de la Geometría Sagrada)
– Reclamando nuestra Herencia

1) ¿Qué es la Matriz Holográfica?

Una definición técnica de lo que es un holograma, puede ser la siguiente: Un holograma tiene la simetría máxima de todos los planos fractales o caras geométricas dentro del sistema al que pertenece. En términos simples, esto significa que una réplica completa de un objeto o idea está totalmente representado dentro del aspecto menor de sí mismo. Esto es verdad en la película holográfica. Una imagen está integrada dentro de una película holográfica y por medio del uso de rayos láser, la imagen puede ser proyectada en su forma tridimensional. Digamos que toman un par de tijeras y cortan una pequeña parte de la película y se la llevan al otro lado de la habitación para que esté lejos del original. Usando el mismo láser, ¡podrían todavía proyectar la imagen tridimensional completa que estaba integrada en la película original!

Si tomamos una célula, un átomo o una molécula, tendríamos todos los requerimientos necesarios en ese pequeño objeto, para ver la matriz holográfica completa a la que pertenecía. En teoría, un solo planeta puede ser creado desde una molécula. El tamaño entonces, no importa. Un pedazo del infinito podría recrear, en teoría, el infinito del que se origina. Una buena pregunta que ponderar es: “¿Puedes tomar una parte del infinito lejos de sí mismo?”

Imaginen por un momento que una plantilla de geometría sagrada de la realidad representa la matriz holográfica, y que en lugar de un láser, la herramienta de proyección se convierte en la conciencia enfocada misma. ¡Esto le proporcionaría al Creador los “suministros artísticos” perfectos para crear una tercera dimensión completa!

En la geometría sagrada encontramos características holográficas dentro de los patrones angulares y circulares. Si examináramos una unidad de la realidad holográfica universal completa, estaríamos invitando a nuestra imaginación a abrazar una cantidad infinita de planos geométricos dimensionales, que existen dentro y alrededor de cada unidad del universo entero creado.

Al invitar a nuestra mente a abrazar una pieza del infinito, la estaríamos invitando a abrazar todo el infinito, porque éste es holográfico. Si nuestra mente comenzara a abrazar el infinito, en teoría no sería capaz de detenerse porque el infinito comenzaría a contener al que lo abraza. Una especie de “semilla dentro de las semillas” o en este caso, “universos dentro de universos”, existen dentro de todas las cosas en la creación. Estos planos dimensionales han sido ilustrados en menor escala con el uso de la geometría sagrada. En la geometría sagrada, estos planos han sido ilustrados como separados por divisiones binarias así como por proporciones phi o por “estratos fractales” empacados cuidadosamente, envueltos o superpuestos alrededor de unos y otros. Estos “estratos fractales” se extienden hacia fuera (así como hacia dentro) en todas direcciones.

Esta matriz holográfica está ejemplificada en los prototipos de los sólidos platónicos de la geometría sagrada. Estas formas geométricas son holográficas y tienen fractales entre ellas, tal como el tetraedro dentro del tetraedro, el cubo dentro del cubo, la estrella tetraédrica dentro de la estrella tetraédrica, el octaedro dentro del octaedro, el icosaedro dentro del icosaedro, el dodecaedro dentro del dodecaedro y más.

2) Fluidez Cuántica y la Deformación y Envoltura del Tejido Holográfico

La astronomía ha definido para nosotros que un gran cuerpo planetario como el sol, deformará el tejido espacio-tiempo o continuo a su alrededor. Estiren una manta entre cuatro personas y coloquen una bola de boliche en el centro. Se darán cuenta de que la manta se sume en donde está la bola, en el centro. La hendidura tiene la forma de un cono invertido.

Un hoyo negro deforma el tejido espacio-tiempo, al grado en que curvará la luz y distorsionará el tiempo. Un ejemplo de esto es como tomar una manta estirada y envolver la porción media de la manta en un cono en espiral. Un hoyo negro tiene una anomalía en su centro, lo que crea el efecto de vórtice llamado “singularidad cuántica”. Esta singularidad cuántica se vuelve tan poderosamente atractiva, que todas las partículas son afectadas por el tirón gravitacional hacia el centro del hoyo negro. El borde circular del tejido en donde primero se dobla, es en donde comienzan a ser atraídos hacia el giro gravitatorio. Este es llamado el “horizonte evento”.

Si una sola esfera es el holograma de toda la realidad, entonces cualquier esfera es una matriz con un potencial infinito. Tiene la habilidad de producir un campo gravitatorio. Si creáramos una singularidad local, solo necesitaríamos una sola esfera que gira, en lugar de un hoyo negro completo.

¿Por qué es esto? Una esfera giratoria va a girar cada vez más y más rápido, envolviendo el tejido de la realidad compactándolo cada vez más, como la analogía de la manta arriba. Esta girará más rápido y se apretará más, hasta crear una singularidad cuántica – una puerta interdimensional que se crea cuando una realidad no puede soportar una energía comprimida tan alta. Cuando la energía ya no puede “encajar” dentro de esta realidad tridimensional, se transforma de materia en energía. La energía se comprime y concentra hacia un estado como fluido y trasciende desde una realidad basada en la forma, hacia una realidad basada en la fluidez amorfa. Así es como la materia trasciende hacia el espíritu.

Debido a que una esfera tiene patrones geométricos holográficos infinitos, inherentes dentro de ella, también tendrá un gran número de planos holográficos u octavas. Así, en lugar de colocar a la esfera sobre una sola manta estirada, podríamos simular los planos adicionales y las octavas asociadas con la esfera, colocando varias mantas estiradas una bajo la otra, separadas por pocas pulgadas.

Cuando colocamos nuestra esfera sobre la manta superior, ésta produciría una hendidura en la manta y tocaría otras diversas mantas que están abajo de ésta también. Esta es una analogía para demostrar que lo que sucede en un plano de realidad, afecta otras realidades también. Cuando experimentamos una revelación espiritual o un momento intenso de amor universal puro, experimentamos este tipo de trascendencia o diversos niveles de nuestro ser. Nosotros no somos unidimensionales. Lo que pasa en un nivel del ser, afecta la totalidad de nuestro ser.

Las formas geométricas por sí mismas están fijas y estancadas sin las propiedades inherentes de la espiral áurea, que obliga a todas las formas geométricas a implosionar o trascender. Como lo hemos visto en el artículo titulado “La Espiral de Proporción Aurea y el MerKaBa”, la espiral áurea es un componente inherente dentro de la geometría angular y la esférica. Es la fuerza que crea el campo del vórtice en todas las formas geométricas. Sin ese campo del vórtice, no puede haber implosión y transcendencia. A través de la espiral áurea, toda la geometría trasciende su forma y se mueve hacia una fluidez cuántica.

Imaginen una gota de agua regresando al océano. Este es un ejemplo de la integración instantánea de los fluidos. Este océano cuántico es la misma esencia de la matriz holográfica completa de la que todos somos parte. Cuando aprendemos a volvernos fluidos en nuestras conciencias, tenemos la habilidad de penetrar en este vasto océano y convertirnos, literalmente, en uno con el tejido holográfico universal. Los sabios y los maestros de la historia de la Tierra podían lograr esto y esa es la razón por la que fueron capaces de traer tan asombrosas enseñanzas sobre la unicidad y la verdadera esencia de toda la vida.

3) La Memoria Magnética Tridimensional y el Tejido Holográfico Humano

Hablando en términos generales, tenemos dos formas de memoria disponibles para nosotros. Estas son La Memoria Holográfica y la Memoria Magnética.

La Memoria Holográfica puede ser accedida, predominantemente, en un estado alterado o expandido de conciencia o con el corazón abierto. Las ondas cerebrales deben ser reducidas a alfa, teta o delta. Cuando estamos realmente claros y penetramos dentro de la fluidez cuántica, tenemos acceso a la memoria holográfica dentro de nuestro ser y dentro de la creación misma. El tiempo y el espacio dejan de ser limitaciones. La memoria no es accedida en una forma lineal, sino en una experimental.

La Memoria Magnética es accedida predominantemente en una típica forma lineal tridimensional, en la que el estado dominante es la onda beta del cerebro. Este tipo de memoria es muy limitada y está afectada por la percepción subjetiva. Una buena analogía es imaginar un acordeón: cuando está en un estado comprimido, los fuelles están doblados. Si se hiciera una pintura sobre los lados comprimidos de los fuelles del acordeón, podría parecer completo en su estado comprimido, pero les daría información limitada. Tan pronto como se expandiera el acordeón, la pintura no tendría sentido. Cuando el acordeón está expandido se despliega una visión mayor de la realidad. Esta es exactamente la forma como nos relacionamos con la realidad a través de nuestras mentes conscientes. Pensamos que vemos y sabemos todo lo que hay que saber, pero sólo estamos viendo realmente la imagen pintada de un acordeón comprimido. Cuando está expandido, descubrimos lo limitadas que son realmente nuestras percepciones.

Debido a que somos seres espirituales en el mundo material, metafóricamente tenemos dos tejidos unidos dentro de nosotros. Cuidadosamente empacado dentro de nosotros está el tejido holográfico de la creación, de la que todos los humanos y todas las cosas somos íntimamente parte. También tenemos un tejido tridimensional material denso, y este generalmente nos distrae del estado holográfico más expandido.

En teoría, es posible que en tanto exista un campo magnético relativamente fuerte a nuestro alrededor (como en un planeta en la realidad tridimensional), nuestra mente utilice una forma magnética de almacenamiento de memoria. Este campo magnético local parece mantener los fuelles del acordeón comprimidos para que sólo podamos ver una perspectiva limitada de la realidad. Cuando se debilita el campo magnético local (como durante un viaje interestelar), el tejido de la memoria holográfica puede comenzar a desplegarse, para que podamos ver la imagen más grande de la realidad y no estemos limitados por una perspectiva tridimensional. En ese punto, es posible observar dos realidades superpuestas. Una realidad es la tridimensional común, mientras que la otra es una realidad holográfica menos común, que puede parecernos muy espiritual en su naturaleza.

Para mantener un cuerpo en una realidad tridimensional, uno necesita tener una identidad, lo que sirve como un ancla que nos mantiene aquí. El ego requiere de mucha energía para mantenerse en una realidad tridimensional. El ego (que metafóricamente puede ser comparado con un hoyo negro en la tercera dimensión) mantiene una perspectiva tridimensional, deformando y envolviendo el tejido holográfico geométrico dentro de nosotros, justo como en la analogía anterior de la manta y la esfera. El ego es como una singularidad cuántica – una espiral de identidad tan fuerte, que puede envolver y doblar el tejido holográfico lo suficiente como para crear una densificación de energía, que permita al individuo permanecer anclado en la tercera dimensión.

Como una analogía, somos muy parecidos a un hoyo negro cuando estamos en una conciencia tridimensional. Nos sentimos necesitados y separados de la realidad holográfica infinita. Buscamos completarnos con algo externo a nosotros, ansiando la energía de otros. Nosotros somos más parecidos a un hoyo blanco que irradia energía, cuando estamos en un estado expandido, como en meditación o en profundos momentos de amor.

La espiral áurea es uno de los elementos clave que puede ayudarnos a desenvolver el tejido holográfico de nuestros seres espirituales y nos libera de la perspectiva egocéntrica tridimensional de la realidad. Entre más holográficos nos volvamos y experimentemos la fluidez cuántica dentro de nosotros, más nos expandiremos hacia la naturaleza infinita de toda la Creación.

4) Desenvolviendo el Tejido Holográfico Entorpeciendo la Memoria Magnética Tridimensional

En septiembre de 1999, mi esposa (Lyssa Royal Holt) estaba impartiendo un taller en California. Un participante nos contó una historia sobre un encuentro en sueños que tuvo con varios extraterrestres. En el sueño, él sintió como si fuera un embajador reportándose ante un consejo de alienígenas. Cuando comenzó su reporte, los extraterrestres insertaron una aguja en su frente. Poco tiempo después no podía recordar nada más.

Mientras lo estaba escuchando, mis voces internas me estaban explicando que la inyección inhabilitó temporalmente, o adormeció, la singularidad cuántica que ancla al ego a la realidad tridimensional. Cuando la singularidad cuántica del ego se inhabilitó, él experimentó un completo desenvolvimiento del tejido holográfico, que generalmente está oculto firmemente dentro de la conciencia humana. La memoria magnética se evaporó y por lo tanto el ego no podía acceder a una memoria lineal de la experiencia.

Esto también sucede en forma limitada cuando se toma peyote, hongos u otras sustancias. Yo no condono el uso de dichas sustancias porque pueden crear dependencias y malos hábitos. Generalmente, la persona nunca aprende a generar esos estados expandidos de conciencia independientemente de las sustancias. Por esta razón, sería mucho mejor utilizar la espiral áurea en su lugar.

Otros métodos que pueden desenvolver el tejido holográfico y movernos más allá de la realidad tridimensional, incluyen la Danza del Sol de los indios de norteamérica, las búsquedas de visión, los temazcales, y las prácticas de meditación. En algunas prácticas de artes marciales, se puede lograr este estado usando ciertas técnicas de respiración y colocándose a uno mismo en una postura o posición difícil que debe sostenerse durante un determinado periodo de tiempo. Mientras se experimenta la incomodidad mental y física, la persona recibe la oportunidad de dar un paso más allá de la creencia en la limitación.

En la experiencia del sueño que discutimos arriba, los extraterrestres actuaron en una forma que le ocasionó al humano moverse más allá de su limitada visión de la realidad. En el limitado y estrecho estado del ego, uno experimenta pensamientos y emociones basados en una visión comprimida y fragmentada de la realidad. En esta visión fragmentada de la realidad, uno podría verse a sí mismo como separado, especialmente de cualquier cosa “alienígena” a su paradigma familiar de realidad. Los sentimientos de separación causan miedo, y el miedo está generalmente atrapado dentro de los pliegues de la matriz holográfica comprimida. Cuando se está en el miedo, la persona no siente o percibe conexión alguna con otros seres. Lo contrario a esto sucede cuando expandimos nuestra perspectiva y nuestros sentimientos, para abarcar la realidad holográfica entera. Cuando nos expandimos de esta forma, desplegamos los fuelles comprimidos del acordeón (por así decirlo) y sentimos nuestra integración con los demás.

Este encuentro de alienígenas y humanos sólo puede ser fructífero, cuando ambas partes estén experimentando una comprensión completa e integrada del universo holográfico consciente en su totalidad. Esto crea un terreno común y un paradigma compartido. Cuando todas las partes se integran entre sí y con el universo consciente, puede actuar una unidad de espíritu y mente en un concierto benévolo con los intereses del todo. La verdadera comunicación comienza, cuando todas las partes están integradas universal y holísticamente. Ningún simple acto podría ocurrir que no beneficiara al todo, porque cuando los seres tienen una visión tan amplia, sus elecciones son conscientemente benéficas. Sólo en la tercera dimensión percibimos que esto no es verdad. En la conciencia de polaridad de la tercera dimensión, parece que existe “el bien” y el “mal” o “correcto” e “incorrecto”. Sin embargo, es importante darse cuenta de que nuestra visión tridimensional, es simplemente una visión comprimida y limitada de todo el tejido ilimitado de la creación.

5) El Principio Trino de la Realidad: Más Allá de la Geometría Sagrada

Permítanos examinar los tres principios de la realidad que forman la trinidad de la creación.

A) El Primer Principio: La Matriz Holográfica Geométrica como la Expresión Masculina

Como se vio en la sección 1, la Matriz Holográfica Geométrica representa el aspecto masculino de la geometría, que forma las plantillas y los bloques de construcción para la creación en un nivel físico de la realidad. Basándonos en la idea de un holograma, incluso la porción más pequeña de esta matriz proporciona el código para toda la realidad en sí misma. Esta geometría es el marco que la realidad física y la conciencia pueden utilizar para crecer y evolucionar. Igual que una planta que crece sobre una rejilla, la geometría guía a la realidad y a la conciencia a través del proceso de evolución.

B) El Segundo Principio: La Luz Líquida y lo Femenino Amorfo

Como lo hemos visto en la sección 2 titulada Fluidez Cuántica y La Deformación y Envoltura del Tejido Holográfico, la fluidez cuántica sucede cuando las porciones del tejido holográfico se envuelven, se doblan y se hacen embudo hasta el punto de la singularidad, lo que entonces ocasiona la implosión. Después de la implosión, el tejido holográfico experimenta una reorganización cuántica y se convierte en un super-fluido homogéneo. Este super-fluido está constituido de un espectro infinito de frecuencias que se parecen a la luz líquida o a un campo fluido unificado.

C) El Tercer Principio: El Principio Puro

En el campo estático, todas las cosas permanecen generalmente en reposo sin un estímulo que las impulse hacia una dirección específica. El principio puro es una fuerza energética (o estímulo), que pone en movimiento o en forma al tejido holográfico o al fluido cuántico. El principio puro puede entonces caracterizarse como la “palabra” o el “comando”, en la que el fluido cuántico y la matriz holográfica se organizan a sí mismos en una forma estructural.

El Principio Puro es la mayor fuerza inmaculada que origina la conciencia y la vida misma. Está más allá del amor. Puede ser llamado Dios, aunque no está fuera de nosotros porque somos parte de él. Este principio puro sostiene una visión de la intención más elevada para sí mismo y para todos los aspectos de su evolución. No puede existir un límite para las infinitas proporciones del principio puro, porque está en un estado de continua trascendencia.

En el Génesis dice, “El espíritu de Dios [Principio Puro] se movía sobre las aguas [fluidez cuántica]… Que se haga el firmamento [La Matriz Holográfica Geométrica] en medio de las aguas…” ¿Podría ser posible que el Génesis se estuviera refiriendo a la fluidez cuántica (el principio femenino) de la matriz holográfica? En contraste, la matriz holográfica geométrica (el principio masculino) puede entonces ser una analogía para el firmamento, que fue creado desde las aguas. Entonces, desde la fluidez cuántica provino la matriz holográfica o el plano de la forma. Este plano es geométrico en naturaleza.

Veamos otra analogía para la relación que existe entre la fluidez cuántica (lo femenino) y las plantillas geométricas (lo masculino). La fluidez cuántica sería como el líquido amniótico dentro de la matriz de la madre. Dentro de las aguas del fluido amniótico encontramos los inicios de otra estructura, un feto que despliega todos los principios perfectos de la geometría sagrada y de la matriz holográfica de la creación misma. Esta es una analogía perfecta para expresar el equilibrio del espíritu (fluido) y la materia (forma).

Nuestros cuerpos están formados de una matriz holográfica (el principio masculino de la forma). Nuestros cuerpos emocionales o del corazón, sirven como una singularidad cuántica, que crea el medio o la fluidez cuántica en el momento del amor (el principio femenino). Al crear fluidez cuántica (o luz líquida), en el momento que experimentamos sentimientos de amor incondicional, creamos el “pegamento” espiral que abraza nuestra realidad física en una unidad cohesiva con el universo más grande. Este campo unificado fluido mantiene flexible nuestra realidad tridimensional, lo suficiente para que podamos infundirla con una intención pura. Esta es la forma como ocurre la creación, así sea una creación pequeña, personal y tridimensional, o la creación de todo un universo. Nosotros somos creadores.

Debido a que nosotros como individuos estamos formados por una matriz holográfica, y esa matriz holográfica abarca al universo entero, entonces nuestro ser existe realmente y se extiende a lo largo del espacio completo de este universo a cada momento. Nosotros somos la creación entera en sí misma. Tanto el océano de fluidez cuántica, como la vasta matriz holográfica geométrica dentro de nosotros, son elementos esenciales que nos proporcionan un camino para mantenernos conectados con el infinito y con los seres espirituales ilimitados de principio puro que realmente somos. ¡Vaya gota de potencial que somos!

El truco es que como un ser tridimensional, nuestra memoria holográfica y nuestro tejido experimental están envueltos y doblados para disfrazarnos como seres físicos limitados. En nuestro estado limitado tridimensional, estamos usando la memoria magnética así como nuestras experiencias tridimensionales, para definir quiénes y qué somos mientras estamos en una forma tridimensional. Esta definición de nosotros mismos está deformada, porque no hemos tenido acceso a la memoria cohesiva de toda la creación, ni a una comprensión del porqué estamos aquí. Como seres de principio puro en el salón holográfico de los espejos, creamos un vasto jardín geométricamente basado, como un regalo para ayudarnos a recordar la magnitud, las faces y las características de infinidad del principio puro. Nosotros encarnamos cada uno de los tres principios de la creación, cuando nos expandimos más allá de nuestros conceptos y definiciones limitados tridimensionales y actuamos con intención pura y confianza, espontáneamente y sin temor.

6) Reclamando nuestra Herencia

Al utilizar modelos como la geometría sagrada para demostrar la matriz holográfica universal, permitimos eventualmente que los seres conscientes extiendan su conciencia y su comprensión más allá de los mismos modelos. En ese punto, podemos comenzar a percibir la matriz holográfica geométrica que abarca a toda la creación y que reconoce nuestra parte en ella. Una vez que percibimos esta interconexión holográfica, ésta nos invita a expandirnos y a percibir más allá de nuestro paradigma tridimensional. Podemos, entonces, participar activamente en forma más multidimensional con esta increíble creación. La matriz geométrica holográfica universal, continúa incitándonos para tomar cada vez mayor responsabilidad al ser un cocreador. Nos compele a expandir nuestro pleno potencial hacia toda la creación, en lugar de sólo a nuestra vecindad local (la realidad tridimensional).

En el sistema de “la libre empresa”, la posesión y la autodeterminación son las motivaciones para la creatividad ilimitada y la diversidad. La motivación para abrazar a toda la creación, puede llegar cuando estemos dispuestos a percibir su verdad – que es vasta, misteriosa y hermosa y que somos parte de ella. Cuando abrazamos dicha verdad, nuestra curiosidad y espíritu de exploración nos impulsará y nos elevará de la crisálida de nuestras creencias previas en la limitación, y nos ayudará a volver a entrar en el cosmos de la creación consciente.

Nosotros volvemos a abrazar a todo el cosmos (y nuestra herencia), cuando nos damos cuenta de que somos los co-creadores y por ello, los dueños de nuestro destino. Comprender nuestra herencia y reclamar nuestro dominio, nos ayuda a salir de la esclavitud. Aprendemos las verdades fundamentales como, “yo no soy mi cuerpo, pero es mío” y “yo no soy mi historia, pero es mía”. Son las creencias de que somos nuestra historia y de que somos nuestros cuerpos, mentes y emociones, lo que continúa sujetándonos a nuestro caparazón de limitación. Pero nuestra herencia es reasumir humildemente nuestro derecho y todas sus responsabilidades y comenzar a actuar como seres maduros con un potencial vasto.

La geometría sagrada y el universo holográfico son grandiosos regalos, así como herramientas profundas. Esas herramientas nos permiten cambiar nuestros limitados sistemas de creencias y nos ayudan a regresar hacia las estrellas y más allá. Sin embargo, todo comienza por estar dispuestos a volver a entrar a la creación, al percibir más de ella sin el filtro del ego. Esto conduce a sentir más de la creación hasta que nos volvemos uno con ella. Eventualmente nos reintegramos a la creación, poseyendo nuestro derecho divino, tomando plena responsabilidad de nuestros pensamientos, emociones y acciones y, finalmente, observando el universo como un reflejo completo de nosotros mismos.

Ron Holt, es Presidente de La Flor de la Vida, Flower of Life Research Inc.

Claudia Cuesta y Verónica Hernández son facilitadoras acreditadas de los talleres La Flor de la Vida, para mayor información:

Para informarte más sobre La Flor de la Vida

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: